EL UNIVERSO Y LA LIBERTAD DE EXPRESION

En los últimos cinco años de socialismo bolivariano, la prensa democrática y libre  ha sido la que mejor ha resistido la fuerza de la ola autoritaria que gobierna el Ecuador.
Las antiguas organizaciones políticas sucumbieron, el primer año,  el 2007, con el advenimiento de la Constituyente de Montecristi.   Las fuerzas del orden  se rindieron al proyecto revolucionario, al mismo tiempo que el aparato institucional fue colonizado por los detentadores del poder ejecutivo, entre el 2008 y el 2010. La Función Judicial, por su parte,  perdió toda su independencia, el 2011, con la instalación del Consejo de la Judicatura Transitorio.
Con el colapso institucional del Poder Judicial, arrancó el proceso de sometimiento de la prensa libre y democrática.
Diario el Universo, con sus directivos y editorialistas, se convirtió en la primera víctima del autoritarismo.  Con un fallo excesivamente motivado a favor  de la pena, un  desconocido Juez Transitorio sentenció, a tres años de prisión, a los directivos y editorialistas y, además, a la empresa de comunicación y a ellos,  al pago de cuarenta millones de dólares, por las supuestas injurias proferidas al querellante.
El Juez “ponderó” dos derechos en colisión y, así, dio  preferencia al derecho al honor frente al derecho a la libertad de expresión.  Por  la forma y el contexto del proceso penal, el célebre Juez  dio la extremaunción al  derecho a la libertad de expresión en los medios de comunicación.
La sentencia, por absurda y arbitraria, fue repudiada por los más importantes medios de comunicación de América Latina y del Mundo. 
En el sistema interamericano de derechos humanos, la sentencia desafió a la jurisprudencia de la Corte Interamericana que, en casos parecidos, había ponderado derechos en colisión en beneficio de la libertad de expresión y no de  la reputación de los funcionarios públicos.
En efecto, en el caso Kimel versus Argentina, la CIDH  concluyó que las sanciones penales por injuria o calumnia no eran necesarias ni proporcionales a la hora de salvaguardar el honor de los funcionarios públicos, por lo que los estados debían procurar su despenalización.
Para la CIDH, los funcionarios públicos tenían un umbral más alto que el de cualquier ciudadano, al haberse expuesto voluntariamente a las críticas. En tal virtud,  lo que para un ciudadano podía ser injuria o calumnia, para un funcionario público no necesariamente lo era.
La CIDH no desconoció la responsabilidad ulterior a la que se encontraban sujetos los periodistas y comunicadores.  Sin embargo, puntualizó que, a menos que hubiera dolo manifiesto, las sanciones penales, con conductas debidamente tipificadas, debían ser la excepción.  En todo caso, a los jueces de la CIDH nunca se les pasó por la cabeza que se sancionara al medio de comunicación y a sus directivos cuando el periodista, que difundió la opinión o noticia, había, de antemano, reconocido la autoría.  
Al Universo, con sus directivos y comunicadores,  las circunstancias del País le han colocado en el duro trance de defender la libertad de expresión.
Los jóvenes directivos del Decano de la Prensa Ecuatoriana han librado una lucha ejemplar, con las mismas convicciones y energía de sus antecesores.
Han perdido una batalla judicial, pero no la guerra.
Donde viven  hombres y mujeres libres, la libertad de expresión  se  oculta por momentos, pero, al final, siempre reaparece para derrotar a los autoritarismos. No está muy lejano el día en que la libertad de expresión brille, nuevamente, con toda su fuerza, y la sentencia referida sea un mal recuerdo del oscurantismo revolucionario.

9 comments

  • Anónimo

    By Anónimo

    Reply

    felicitaciones señor letrado su posición es similar a la mia al ser un democrato no se puede penalizar la libertad de expresión, no se puede callar los pensamientos diversos, en las peores dictaduras civiles y militares han surjido los mejores escritores gracias por que con este regimen a lo mejor soy el nuevo escritor defendamos la democracia, la libertad de expresión

  • Antonio Kubes

    By Antonio Kubes

    Reply

    Muy bueno el artículo, y esperemos en realidad que pronto recuperemos nuestro derecho a expresarnos con libertad

  • Anónimo

    By Anónimo

    Reply

    Jose Camacho Colina. La ceguera de poder y el autoritarismo ha logrado que este grupo de "socialistas" llegue a bloquear a la funcion judicial y pretender acallar al periodico el "Universo" con un

    Sicario judicial o juez sinverguenza y Genio para "solucionar la libertad de expresion".Mas fuerza y union es lo que necesitamos para luchar contra este poder omnibulado de una rovolcion permanente mientras el verdader pais vive la delicuencia y todas las injusticias del diario vivir.Adelante Sr. Articulista que estamos prestos para colaborarle

  • Alejandro Ponce Martínez

    By Alejandro Ponce Martínez

    Reply

    Es hora de que el Ecuador despierte del letargo en que le ha sumido la tiranía más atroz que ha sufrido la República después de la matanza del 2 de agosto de 1810. Es el momento de unir las fuerzas democráticas para que el tirano deje el poder y se restaure la libertad, la propiedad, el honor y la dignidad de la gente. La corrupción de la revolución de la ignominia ha enraizado todos los órganos del poder, al punto que un juez no analiza si hay daño y a cuánto asciende el daño, sino qué tiene el supuesto causante del daño para que entregue todo a quien no ha sufrido daño sino que sólo busca vengarse de quienes han proclamado la verdad.
    Por lo héroes de Agosto y los patriotas de Octubre, el Ecuador debe despertar.
    Alejandro Ponce Martínez

  • Anónimo

    By Anónimo

    Reply

    Yo se quien soy y que hago, y que pienso, pero no puedo decirlo tengo miedo, de que mañana no sirvan de nada mi formación, el esfuerzo de toda una vida honesta y digna; y me quede sin trabajo… pero sé que la tiranía no dura para siempre, excelentísimo su artículo Dr. Torres

  • Israel Celi

    By Israel Celi

    Reply

    En efecto, doctor Torres, una ponderación entre libertad de expresión y derecho a la honra de funcionarios públicos, en níngún caso debe menoscabar la libertad de opinar sobre lo público. La política debe sujetarse a un debate amplio que puede ser confrontativo e incluso injurioso. Nadie en este campo debe tener corona,más aún si se considera que nuestra Constitución, con sus limitaciones, permite un juego democrático.

  • Franklin Lopez

    By Franklin Lopez

    Reply

    Inexorablemente llegará el día en que el pueblo despierte y acabe con la tiranía de Alianza País y su jefe. pregunto: ¿Qué podemos hacer para acelerar su fin? Lo primero es unirnos, divididos como estamos solo ayuda al déspota.

  • Dantes

    By Dantes

    Reply

    Felicitaciones Dr. ojala nunca mueran las voses que proclaman la libertad para poder expresarnos libremente; al tirano se le va a terminar su reinado y ese momento ojala entienda que todos tenemos derechos, hasta los que no votamos por su autoritario proyecto, la constitución debe ser el compromiso que protege a todos los ecuatorianos,no solo a los correistas ya que la minoría támbien es pueblo. Me gusta la palabra Libertad

  • Anónimo

    By Anónimo

    Reply

    !!!Este caso es una evidencia grosera del abuso de poder que este gobierno ejerce : Una sentencia dictada en horas , cuando el tema ameritaba un estudio y refleccion seria , por un juez temporal , nombrado adhoc , minutos antes de que venciera su encargo !!!!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>